Bucle

Una consecuencia especialmente trágica del maltrato infantil es que enseña patrones que conducen a repetirlo una y otra vez a repetirlo en nuestra vida adulta.

En los primeros tres años de vida aprendemos a vincularnos. Aprendemos lo que es el amor incondicional, lo que nos hace sentir queridos, lo que buscamos inconscientemente el resto de nuestra vida.

Cuando ese amor no es incondicional, sino condicional, violento y dominante, algo se rompe. El cerebro crece mal conectado. Las redes neuronales que gestionan nuestro afecto, nuestro deseo, nuestra seguridad, nuestros miedos, están mal diseñadas. Aprendemos a amar a quien nos hace daño, a desear a quien no puede vernos, a querer a quien no está equipado para querernos. Aprendemos que la única forma de que nos quieran es entregarnos incondicionalmente, darlo todo, poner al otro por encima de nosotros mismos. No aprendemos a formular nuestros deseos, y los reemplazamos por los de la persona a quien queremos. Nos enseña a buscar a personas enfermas, rotas, que nos maltraten, porque la intensidad del maltrato es lo que hemos aprendido a querer.  Quizá se puede reconectar el cerebro de adultos, quizá no. Quizá lo mejor que se puede hacer es atenuar esos patrones, y aprender, a partir de racionalidad y fuerza de voluntad, a renunciar al amor que tenemos programado en el cerebro y sustituirlo por el cariño cotidiano de quien nos trata bien. Pero quizá nunca podamos sentirnos queridos. Quizá aceptar nuestras heridas implica aceptar que nunca nadie sano podrá hacernos sentir queridos; sólo acompañados, abrazados, temporalmente felices.

Quizá ese es el daño más grande que quienes nos trataron mal nos hicieron. Nos engancharon a su violencia, a su agresión, enseñándonos que eso era el amor, porque les convenía, porque nos querían débiles y sometidos, y en ese proceso nos impidieron ser queridos de verdad de por vida. Quizá aceptar las heridas del maltrato es aceptar la pérdida del amor en nuestras vidas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s